Información

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad es un trastorno del neurodesarrollo por el cual el niño o adolescente tiene diferentes conductas llamativas tales como dificultad para concentrarse, intranquilidad, nerviosismo, necesidad de estarse moviendo constantemente y una alteración del control de impulsos.

Existen diferentes tipos
Una de ellas es la presentación combinada de impulsividad, problema de atención e hiperactividad y otra presentación es la predominante con falta de atención y la otra presentación es predominante de hiperactividad impulsiva.

¿Por qué es importante diagnosticarlo?
Es importante hacer una detección temprana ya que tanto el niño como la familia tendrán grandes beneficios con las terapias actuales, reduciendo el impacto que produce la impulsividad la hiperactividad y la falta de concentración.
No acudir a tratamiento provocará un fracaso escolar ya que el paciente tendrá dificultades para memorizar y concentrarse, atender o escuchar en el colegio, lo que le provocará una frustración que después pueden acabar en síntomas depresivos o adaptativos. También la impulsividad puede generar lesiones, problemas en el colegio con compañeros y diferentes problemas de comportamiento.

TDA INFANTOJUVENIL
Dificultad en la focalización de la atención, se distraen con mucha facilidad por estímulos externos y comete muchos errores en las tareas escolares porque no se fijan. Parece que no me escuchan cuando se les habla directamente, dificultad para organizar las actividades. Son desorganizados, realizan las actividades de manera lenta, olvidan cosas, pierden la agenda o no llevan los libros a casa.
Es importante realizar un tratamiento específico para evitar un mal rendimiento académico personal y social que pueda afectar a la salud mental del niño y a su autoestima.

TDAH INFANTOJUVENIL
No es una enfermedad sino un trastorno y más del 5% de la población infantil y juvenil entre los 3 y los 16 años lo sufre de manera importante. Es un proceso de alteración del sistema nervioso central que da dificultades para controlar el comportamiento de las emociones y los pensamientos, no poder concentrarse y dificultades para adaptarse donde hay situaciones que necesitan gran atención.

Estos niños presentan mucha inquietud moviendo los pies, manos y el cuerpo, tendencia a tener baja autoestima, con comportamientos inapropiados. Suelen ser niños que están siempre castigados.

Se meten en muchos problemas por su impulsividad, tienen problemas de concentración porque no atienden, son de difícil organización debido a que no pueden mantener la atención, se distraen con facilidad e incluso se ha llegado a describir como una sordera ficticia ya que no escuchan.

Tratamiento

Es muy importante que se realice mediante un profesional ya que en muchos casos la medicación produce un gran avance en la concentración reduciendo la impulsividad teniendo el niño menos problemas académicos y menos situaciones comprometidas por la falta de control de impulsos.

El objetivo farmacológico y terapéutico será siempre mejorar los síntomas del trastorno. Se persigue disminuir todos los problemas asociados a éste mejorando el aprendizaje del lenguaje con escritura en Acción Social y así reducir también los problemas familiares.

El tratamiento que realizamos en CONSULTA IGLESIAS INFANTOJUVENIL para el TDH y el TDAH es un tratamiento multidisciplinar desde tratamientos farmacológicos y supervisados por psiquiatra infantil hasta intervención psicoeducativa y orientación a las familias también disponemos de grupos de Mindfulness para aumentar y mejorar la concentración en el estudio del niño.